Definiendo el perfil del consumidor en la sociedad

Anteriormente hablábamos de la estratificación social y se tocaba el tema de los distintos grupos de consumidores que existen en la estructura de los mercados y de su importancia en el análisis de marketing. Todo profesional del marketing debe estar consciente de que el conocer el comportamiento de compra de los consumidores es una herramienta que puede definir el éxito o fracaso de un producto o servicio.

Si el conocimiento del comportamiento del consumidor no fuera necesario hoy no tendríamos automóviles con aire acondicionado o laptops de colores, etc. Pero no cabe duda que uno de los factores más importantes para saber si nuestro producto tendrá o no éxito es saber a qué tipo de consumidor se lo vamos a vender, es decir definir la clase social a la cual podemos venderle nuestro producto, servicio o idea. De allí que debemos tomar en cuenta los diferentes grupos de consumidores existentes en los mercados históricamente conocidos como Clases sociales.

Las clases sociales han sido a lo largo de la historia temas controversiales para el mundo de los negocios puesto que constantemente se han realizado estudios para definirlos y conocerlos mejor pero como todo mercado tienden a cambiar constantemente. A través de las clases sociales se da lo que conocemos como movilidad social que es cuando un individuo asciende o desciende a través de las  clases sociales, por ejemplo un millonario que se declara en bancarrota o una persona de clase media que se gana la lotería o hereda una fortuna. El marketing por su parte no se queda atrás en cuanto al tema puesto que mediante investigaciones de mercado se puede saber qué tipo de personas están en las condiciones de adquirir el producto que estamos ofreciendo y no sólo hablamos de sus ingresos monetarios sino también de otros elementos como valores, lenguaje, forma de vestir, etc. que hacen de estos grupos de personas un segmento diferente a los demás (a veces comunidades) y muy pero muy atractivo para diferentes gamas de productos y servicios.



Una clase social puede definir nuestro modo de vida, nuestros valores y nuestra forma de comprar. Por esto el mercadólogo ha puesto su atención en estudiar estas clases sociales desde hace mucho tiempo y no esperamos dejar de hacerlo ya que ha traído un sinfín de descubrimientos beneficiosos para las campañas de marketing y la adaptación de productos a los necesidades reales del mercado.

Ya sea que definamos las clases sociales en Alta, Media Alta, Media, Media Baja, Baja y Más Baja (dependiendo el autor del estudio) el comportamiento de cada una de estas clases diferirá mucho en cuanto a lo que consumen y su reconocimiento ayudará a la empresa a saber dirigir su esfuerzo de comercialización hacia las clases sociales que realmente comprarán su producto. Entre las clases sociales surgen los Grupos de Referencia, tema del que hablaremos en próximas publicaciones pero que podemos decir que suelen estar presentes al interior de una clase social.

~ por geoffreyrodriguez en abril 3, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: