¡Nosotros ponemos las reglas, sino le gusta váyase!

Como bien sabemos no todas las empresas son consentidoras con los clientes a quienes deben su existencia, muchas de ellas pretenden ser las mejores en el mercado y probablemente ostenten una gran porción del mercado en un determinado país o región pero en cuanto a atención al cliente dejan mucho que desear.

Cuando una empresa lanza sus productos y marcas por primera vez al público hace hasta lo imposible por ganarse a los clientes utilizando las más creativas estrategias de marketing que puedan existir sin embargo cuando ya se han convertido en marcas líderes y poseen miles de clientes se olvidan por completo el buen trato que deben darle a cada uno de ellos. Basta con ir a una oficina de Atención al Cliente y observar las caras largas de muchos clientes insatisfechos a quienes es muy común, al menos en El Salvador, que las grandes empresas traten muy mal cuando llegan a  reclamar por un mal servicio o un mal producto. No niego que existen empresas que tratan bien a los clientes logrando resolver sus inquietudes eficientemente y haciendo que estos salgan con una sonrisa de oreja a oreja en su rostro pero la mayoría de las empresas de las que he escuchado y de las que he tenido experiencias personalmente demuestran que aun tienen lecciones de humildad que aprender.

Expresiones como “Si no le gusta cancele el contrato” o “Somos los dueños y podemos hacer lo que queramos” son algunas de las frases que varios ejecutivos de atención al cliente e incluso gerentes dirigen a los clientes que han quedado insatisfechos. El hecho de ser líderes en el mercado no da el derecho de aprovecharse del público mucho menos cuando se trata de un país como el nuestro en el que no todos tienen acceso a información y educación que permita defender sus derechos como consumidores.

La lección para todas las empresas y los ejecutivos que la dirigen debe ser la de respetar siempre a sus clientes y tratarles bien pues ellos son lo que le da sentido a la existencia de su negocio. Si se les trata mal, siempre habrá alguien que los trate mejor, si ellos se van con la competencia tu empresa venderá menos y a la larga te llevará a la quiebra.

Como dice el dicho “La gota de agua rompe la piedra, no por su fuerza sino por su constancia”

Los clientes por mucho que necesiten tu producto se cansarán de ser tratados mal así que cuídalos y dales lo que quieren.

¡Nos leemos!

~ por geoffreyrodriguez en junio 14, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: